martes, 28 de octubre de 2008

Penes... Museo de penes en Islandia...

Los hay de todos los tamaños y modelos... Conozca al curioso y único museo de penes del mundo...

Más de 200 especies se exhiben en Islandia. El coleccionista cuenta todos los detalles a Perfil.com. Sorprendente galería de imágenes.

“Alguien tenía que hacerlo”, contesta cada vez que alguien le pregunta por qué comenzó a coleccionar penes de todos los tipos y tamaños. Lo mismo le responde a Perfil.com, cuando se lo consulta. El personaje es Sigurdur Hjartarson, dueño del único Museo de Penes del mundo, ubicado en Islandia, que ya cuenta con más de 200 penes de casi todas las especies mamíferas, terrestres y marítimas, de la fauna islandesa.

Hjartarson fundó el museo en 1974 cuando recibió la donación del primer espécimen: el pene de un toro. Entonces pensó que alguien tenía que coleccionarlos, juntarlos, exhibirlos, y enseñar acerca de la Falología “de forma organizada y científica”. El pene más grande del museo mide nada más y nada menos que 1,70 metros y pesa ¡70 kilos! El dueño de semejante atributo no podía ser más que un cachalote, una especie de ballena. En el otro extremo, el pene más pequeño de su colección mide tan sólo 2 milímetros y pertenece a un hámster.

La Falología es muy interesante porque nadie la ha estudiado seriamente hasta ahora. Su campo de estudio es amplio y abarca todo lo concerniente al falo, como el falicismo, el erotismo, etcétera”, explica Hjartarson a Perfil.com. Y cuenta que un 60% de los interesados en este insólito estudio son nada más y nada menos que mujeres, mientras que el 70% de los que se acercan a aprender esta ciencia son extranjeros.

La mayoría de las especies que hay en el museo son donaciones, según cuenta Hjartarson. “Sólo he pagado por el pene de un elefante de Sudáfrica”, relata, y cuenta que el último espécimen que obtuvo pertenecía a una enorme morsa que murió en la playa hace unas semanas.

El museo no cuenta con penes humanos porque, según cuenta Hjartarson, “no me siento capaz de recopilarlos”. Aunque destaca que sí posee en exposición el prepucio de un islandés de 40 años y un par de testículos de un hombre de 50. Ambos islandeses donaron sus partes y actualmente cuenta con cuatro cartas de donación de penes humanos, que recibirá el día en que estos hombres mueran. Se trata de un islandés, un inglés, un alemán y un norteamericano, según reveló Hjartarson a Perfil.com.

© Lorena Tapia Garzón. Publicado en el Diario Perfil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires el 15 de Octubre de 2008.

Publicar un comentario